Los buenos hábitos en la alimentación inician desde pequeños, ayudemos a nuestros hijos a crecer sanos con lunches nutritivos y balanceados.

Aquí les compartimos algunas ideas.

Trata de combinar en cada lunch: Una proteína (carnes, huevo, leguminosas o lácteos) + granos integrales (pan, galletas, arroz, pasta) + una verdura + una fruta + una bebida

1. Verdura rallada o picada. Opcional: chilito piquín y limón.

2. Palomitas de maíz naturales.

3. Fruta que se pueda comer a mordidas o picada.

4. Yogurt.

5. Una mezcla de nueces, frutos secos y pretzels o palitos de pan.

6. Sandwich hecho con pan integral, pechuga de pavo y queso panela.

7. Agua de sabores en vez de los juguitos comerciales llenos de azúcar y aditivos sintéticos.

8. Cuadritos de queso (mientras menos amarillo, mejor).

9. Galletas integrales con queso.

10. Sandwich de atún.

11. Gelatina de agua.

12. Rollitos de pechuga de pavo y queso.

13. Una rebanada de panque de frutas/verduras. Por ejemplo, panque de plátano, de zanahoria, de arándano. En vez de un pastelito de chocolate y crema.

14. Galletas de avena.

15. Barras de granola.

16. Barras de amaranto.

17. Queso cottage.

18. Hummus.

19. Ensalada de pasta con verduras y/o atún.

20. Sandwich vegetariano de aguacate o verduras a la parrilla o queso.

Fuente: http://facildedigerir.com/